Grupo de autoayuda para quienes padecen ciertas molestias ante
comentarios Anti-K, o incluso descubren alguna tolerancia al peronismo.

MAKanalogia: El Avión


A 45 días de su creación para deleite de los comensales MAK y a varios giros de 180 grados del humor imperante, este post parece de otra era. Pero me comprometí a escribirlo, por una estricta cuestión de justicia.

El Gral. Susvin me increpó a la salida de aquella cena argumentando que no es justo que él pague 50 mangos, coma las empanadas y además tenga que escuchar todo este disparate entero mientras Mabel solo lee la reseña del Rinconete cómodamente sentada en su casa, comiendo ñoquis y tarta de manzana con su hijo. Para reforzar su argumento, nos amenazó con mudarse a Tucumán y lanzar la MAK Federal.
Así que este post es una forma de subsanar esa injusticia. Están todos comprometidos a leerlo o, en su defecto, a depositarnos 50$ en la cuenta de la MAK y comer doble ración de empanadas frozen en la próxima cena.

Hace un mes, percibíamos una preocupación entre los simpatizantes K por el rumbo que llevaba el país y en especial por las formas de este rumbo. Los controles de precios, de dólares, de importaciones, los blanqueos propuestos, etc.
"No habría otra forma de hacer lo mismo?" parecía la pregunta que nos formulábamos en voz baja. Pregunta que con solo ser formulada muestra una inconformidad con los resultados y deja la sensación de que quien la formula considera que la hay.

Un país es como un avión que vuela hacia un cierto destino, que podemos simplificar llamándolo desarrollo.
En este último vuelo el piloto, o los pilotos, han decido, contrariamente a nuestras costumbres, a subir a muchos mas pasajeros de aquellos pasajeros que deseaban viajar y que habitualmente eran dejado en tierra.
Esta decisión original (de origen), tan virtuosa, lleva implícitas una larga lista de consecuencias indeseables. No podemos valorar la decisión virtuosa y después considerar viciosa cada una de estas consecuencias o podemos, pero es como invitar a la chica a cenar a un restaurante caro y estar lamentando la cuenta que nos llega o sufrir toda la velada tratando de imaginar una forma de ordenar para que nos cueste como en Pippo.

Cuando en un avión sube mas gente, el despegue es mucho mas incierto, aumentan los riesgos y la estabilidad empeora. La vibración en vuelo será mayor, aquellas cosas que padecen desgaste se desgastaran mas y aumentaran su probabilidad de rotura. Nada es mejor en un vuelo inclusivo, mas allá del hecho iniciático de la inclusión. Viajan MAS pero quienes viajan, viajan PEOR. A menos que uno valore la inclusión en si misma como calidad de viaje.

Un gobierno que estimula/permite fuertes aumentos salariales en términos reales, empeora el vuelo.
Un gobierno que decide incorporar a 2,5 millones de viejos a los derechos jubilatorios y pagarles una jubilación mínima que hoy es de 2300$, empeora el vuelo. Además, innecesariamente, porque esos viejos no solo no cobraban sino que no reclamaban por ese derecho, tan convencidos estaban de no merecer subir al avión del Anses.
Un gobierno que crea la AUH, por la que entrega 450$ por mes a mas de 3.3 millones de chicos, empeora le vuelo.
Un gobierno que decide subsidiar los transportes y la energía a millones de conciudadanos, lo que sin duda mejora su poder adquisitivo, empeora el vuelo.
Un gobierno que aumenta las jubilaciones mínimas, las asignaciones familiares, dos veces por año y mas rápido que la inflación empeora el vuelo.
Un gobierno que decide desendeudarse empeora el vuelo.
Un gobierno que decide llevar a tribunales casos que involucran a sus poderosos, como Blaquier, Noble, y tantos mas, empeora el vuelo.
Un gobierno que decide gastar dinero y esfuerzo político en aumentar el empleo, mas allá del punto de equilibrio al que lo llevaría naturalmente el mercado, empeora el vuelo.
Los empleos creados "a la fuerza" son por lo general menos rentables, menos eficientes, crean menos valor que los primeros empleos. Emplear a los últimos empleables empeoran las condiciones de vuelo.
Cada persona incluida afecta el vuelo más que la anterior. Porque hay una selección natural por la cual el mercado deshecha a quienes son menos útiles, menos capaces, menos capacitados, menos aptos para agregar valor al proceso productivo. Es como si el mercado dejara a los mas pesados en tierra. Al decidir llevar a todos, no solo el piloto incorpora a millones al vuelo, incorpora los millones mas difíciles de incorporar. "Y así nos va" diría Nagus que dice Rinconete.

El actual es un piloto conservador en sus decisiones, sigue respetando la primera clase y la clase turista, solo que permitió la aparición de la sub-turista, un cambalache de personas que nunca viajó en avión. Muchos y desordenados. Respeta la primera, pero cada vez mejora el confort de la turista, lejos de la primera pero cada vez menos. Tampoco tira al equipaje al mar, lo que sin duda facilitaría el vuelo, apenas le impone ciertas limitaciones.
Con todas estas acciones, nadie puede esperar que el vuelo sea tranquilo, que el despegue sea sin riesgo, sin preocupaciones genuinas y de las otras, que no existan ajustes permanentes, que el ingeniero de a bordo no se la pase corriendo de un lugar a otro, inventando parches, ajustando por todos lados. Nadie puede esperar que el plan de vuelo no se modifique, que no se suspendan algunas escalas de esparcimiento, que no desaparezcan productos del freeshop de a bordo, que no se limite el equipaje de mano.
Nunca el avión despegó con tantos y con tanto peso. Todo es nuevo, incierto.

La solución obvia para mejorar las condiciones es obvia para todos. Aunque nunca se exprese claramente, todos sabemos que con un cielo claro y vientos benignos, como los que nos tocan hoy, basta con bajar algunos pocos millones y volaremos como dios manda. Y en caso de alguna sorpresiva tormenta, un cambio de viento o simplemente ante el temor de que los haya, siempre podríamos bajar algún millón mas. Lo que se llama "desembarco preventivo".

Un gran problema a resolver en la táctica del desembarco preventivo (DePre por sus siglas en ingles) es ponerse de acuerdo sobre qué millón bajar primero. En especial cuando un piloto ha instalado el sueño colectivo que el avión puede volar con todos adentro y una pilota ha instalado la idea que el avión debe volar con todos adentro, esta discusión sobre cual millón bajar se vuelve algo conflictiva. Un soñador y una jacobina pueden complicar una industria rentable y estable como la de aeronavegación. Como cuando IATA comenzó a imponer medidas de seguridad en los aviones. "Quien los llamó" decían varios accionistas.

Otro problema no menor es escoger a quien le encomendamos la tarea de bajar a los "escogidos". Siendo que uno de los mas grandes bajadores de nuestra historia acaba de morir en una cárcel común y olvidado por los pasajeros de primera a las ordenes de quienes trabajaba, es probable que la cantidad de candidatos para la tarea haya mermado. La mala prensa afecta la predisposición hacia ciertas tareas. Los sectores que buscan la solución DePre tienen que preparar el terreno si quieren que un príncipe político venga a su rescate.

La forma de revertir estos vicios consiste en exagerar los riesgos del despegue, con tanta carga humana, estimular la preocupación y el pánico ante cada ruidito, alarmar al pasaje con cada cambio de altura, ante cada arreglo o corrida del comandante de abordo. Esto lleva a que los pasajeros que se saben parte de los "estables" comiencen a pensar en la expulsión como una medida razonable, la única razonable, incluso urgente. "O bajan unos pocos o nos caemos todos" comenzamos a susurrarnos, quienes nos sentimos seguros de no ser de esos pocos.

Y por supuesto comienzan las campañas científicas por establecer quienes son los "candidatos naturales" a ser expulsados.
Una sofisticada teoría de la gravedad nos explica que mientras bajar centenas de pesadas valijas no ayudaría en nada al sustento del avión, un par de pibes de 40 Kg que se bajen lo mejoraría enormemente. "Así se hace en las líneas serias" nos afirman.
"Los últimos en llegar deberían ser los primeros en bajar, como es natural según la técnica del First In First Out o FIFO (según sus siglas en ingles y con alguna extraña analogía en castellano)" nos dicen jóvenes profesionales bien pagos provenientes de universidades aún mejor pagas. Por si esta lógica fuera poco, los que recién suben no conocen las normas de seguridad, no conocen el comportamiento habitual en un avión, generan movimientos innecesarios, desorden, caos, inestabilidad. Estos argumentos no pueden sobrevalorarse.
"El equipaje de primera clase tiene mas valor por kilo que el de tercera. Una regla aritmética, dejando la politiquería fuera, indicaría que es razonable tirar primero las pertenencias de la tercera clase". Y, porqué no, podría ser junto a los de tercera clase, para no separar a una persona de sus pertenencias de toda la vida.
"El avión no baja en las escalas que pedimos. Eso afecta nuestro derecho a transitar. Estamos secuestrados" denuncia un pasajero impedido de aterrizar en una escala intermedia por escasez de gasoil.
"Los recién incorporados no tienen asientos, están tirados en los pasillos, lo que afecta la seguridad. Los pasillos son salidas de emergencia" nos dice un ingeniero mostrándonos un manual de IATA.
"Es lógico que los paracaídas sean para los viajeros habituales, que ya estaban contados y para quienes se planeo así. Es un derecho adquirido" nos dice un conocido abogado.
"Cambiemos al piloto por razones humanitarias" reclama Heidi al denunciar que los recién embarcados no viajan con las comodidades de los de primera clase. Afirmación que aplauden todos los anteriores. "Que bajen hasta que les armemos un lugar en primera" gritan los de primera.

Las protestas son lógicas y esperables. En especial de quienes no valoran la decisión inicial de dejar a menos en tierra.
Pero lo sorprendente es que quienes apoyan la decisión inicial de subir a todos esperen un vuelo tranquilo. Eso es realismo mágico en su versión política. Una especie de contracara de aquellos que en los 90's creían poder bajar a millones sin tener que recurrir a la represión masiva o aquellos que esperaban poder promulgar leyes de flexibilización laboral sin la coexistencia de fuertísimas coimas. En política muchas grandes decisiones llevan grandes efectos colaterales negativos. Son intrínsecos. Rechazar estos solo nos acerca a quienes rechazan aquellos.

El anhelo radical de primero levantar vuelo con las clases acomodadas, en despegue tranquilo, y recién después ir incorporando gente de tierra, lo que se enuncia como crecer y luego repartir, suele llevar a postergar indefinidamente la incorporación de pasajeros. El piloto sin decisión para incorporar pasajeros antes de despegar, no generará la decisión para hacerlo una vez en vuelo. Al someterse a las condiciones de su primera clase siempre será presionado para bajar mas y mas pasajeros y este bingo al revés, donde el premio es un paracaídas y la obligación de usarlo, es un arte difícil de mantener en vuelo, lo que frecuentemente termina con el vuelo pero por la puerta de la indignidad. Estrellar un avión injusto es como forzarse a tener sueños mediocres y aún así no llevarlos a cabo.

Decidir incluir no es una decisión carente de riesgos. Se asumen riesgos enormes, se crean conflictos enormes. Si los conflictos no pueden resolverse, el vuelo puede fracasar. Si los riesgos asumidos son demasiados, el vuelo puede fracasar. Y un fracaso es un final aún peor que un mal vuelo. De aquí la importancia de la capacidad política del piloto para juzgar riesgos y para resolver los conflictos que aparezcan.
Un piloto mediocre buscará siempre correrse hacia la exclusión, buscando garantizarse un vuelo seguro. Ante la critica de no incluir a mas, siempre puede argumentar que fue para proteger al resto.
Un piloto arrojado, se correrá hacia la inclusión, sin esperar tener la certeza de lograr mantener el avión en vuelo. Aunque sabe que si despega dirán que los vientos le fueron favorables y si no despega que era un demente suicida.

Pero a mayor desafío que asume un piloto, mayores serán las exigencias, mas alta la vara con la que se lo mida. Si Nalbandian hubiese seguido en el torneo municipal de Unquillo, Córdoba, nadie lo putearía por un mal juego. Los aplausos estarían asegurados, no había malos juegos. Cuando un presidente se obliga a jugar en una liga que define como "Si hay un pobre es que no tuvimos éxito", se garantiza crear demandas que nunca va a satisfacer, pero que son demandas virtuosas, que empujan hacia donde considera que debemos ir. Prefiere asumir el riesgo de perder en Wimbledon que asegurarse ganar en Córdoba. O como mejor ejemplificaba Tommy Barban el otro día, si Rinconete hubiese seguido en Aristócratas del Saber, hoy causaría alguna gracia entre sus lectores.

La decisión de cuanto riesgo es posible es puramente política. No hay formulas mágicas, ni planes de vuelo que den una lista de cuantos pasajeros subir y cuantos dejar, ni cuales. Acertar es un arte y el resultado depende del talento de quien lleva a cabo el vuelo pero también de su juicio sobre las condiciones imperantes, presentes y futuras, tanto de la realidad fáctica como del sustento electoral que vaya a disponer.
Bajo estas condiciones económicas o, para hacer el ejercicio mas equitativo, con el mismo apoyo popular del que gozan los K (sin preguntarnos como lo habría logrado) probablemente De La Rúa se habría animado a mas cosas de las que se animo. Pero se habría animado a tanto? Nunca lo sabremos. Aunque pocos argentinos intentarían averiguarlo.
No siempre quien promete incluir a mas goza de mas apoyo. Nada es tan fácil en política. CFK no aceptó el 85% móvil para todos los jubilados y muchos jubilados apreciaron la decisión. Porque el objetivo es que el avión se sustente. No hay formulas, pero hay quienes gozan de mas prestigio que otros en el arte de hacer volar aviones inclusivos.
Muchos argentinos consideran que CFK asume demasiados riesgos, que el avión terminará estrellado a causa de su decisión de incluir a mas, mejorar sus condiciones de vuelo y de las consecuencias de estas decisiones en el animo de los pasajeros de primera.
Son pocos los que consideran que debería asumir mas. Podríamos sostener que estamos llevando la experiencia mas "inclusiva" en términos de esta analogía, que la sociedad aceptaría.




(*) En la foto vemos la nave escuela Nestor Carlos Kirchner, fabricada por el INVAP con la plata de los jubilados. La Campora la utiliza para ejemplificar el modelo inclusivo y sus alternativas. Quien habla de restricciones de espacio o de peso, es invitado a bajar de la nave y así mejorarlas.


Penulis : Elbosnio MAK ~ Sebuah blog yang menyediakan berbagai macam informasi

Artikel MAKanalogia: El Avión ini dipublish oleh Elbosnio MAK pada hari domingo, 16 de junio de 2013. Semoga artikel ini dapat bermanfaat.Terimakasih atas kunjungan Anda silahkan tinggalkan komentar.sudah ada 28 komentar: di postingan MAKanalogia: El Avión
 

28 comentarios:

  1. que decir ?primera lectura ;Ovacion de pie ....
    segunda lectura Soy jacobina ,,,,Algunos deben ir en aviòn a Miami o a Suecia O a Peru sin retorno Esos ya no pueden aprender ni comprender ni mejorar .
    Tambien hay q pedirles a los q subieron por primera vez q hagan màs esfuerzo por ser agradecidos ordenados y valorar q no tenian nada .Yo ya me estoy cansando de verlos pedir y pedir .Despues leo otra vez para profundizar
    Mabel

    ResponderEliminar
  2. Puede ser también que un tema de discusión sea, crecientemente, el tamaño del avión, la cantidad de motores y la lejanía o cercanía de los destinos. La joda con las metáforas aéreas es que los avioncitos son juguetes complicados y sin mayores márgenes para meter la pata, si la pifiás, el porrazo, es sencillamente el último.

    ResponderEliminar
  3. a la fuerza" son por lo general menos rentables, menos eficientes, crean menos valor que los primeros empleos. Emplear a los últimos empleables empeoran las condiciones de vuelo.
    "Cada persona incluida afecta el vuelo más que la anterior. Porque hay una selección natural por la cual el mercado deshecha a quienes son menos útiles, menos capaces, menos capacitados, menos aptos para agregar valor al proceso productivo. Es como si el mercado dejara a los mas pesados en tierra. Al decidir llevar a todos, no solo el piloto incorpora a millones al vuelo, incorpora los millones mas difíciles de incorporar"
    Muy bueno el post analógico,acuerdo con el concepto de que la terca que quiere llevar a todos, pero la frase que copypasteé, creo que debería cambiarse, no hay tal cosa como que algunos son los mas "pesados", amenos que se parta de la concepción implícitamente criticada. Para mi los que han subido en último termino han sido los menos ladri, (nochorros, del latin vulgar)

    ResponderEliminar
  4. Excelente. Agregaria solamente que pasajeros que antes volaban en un vuelo que practicamente se estrello en Anillaco, ahora volvieron a primera clase diciendo que se lo ganaron con el propio esfuerzo, y que si a alguien no le alcanza para el pasaje, es porque no se esforzo lo suficiente, y que el piloto deberia bajarlos a ellos y a sus hijos, ya que se trata de una manga de vagos, borrachos, drogadictos y alcantarillas.
    marcebil

    ResponderEliminar
  5. Foto : "Pakistanis displaced by flooding ride on a truck with their belongings as they head away from the flood line outside of Sukkar, in Sindh province, southern Pakistan, Tuesday, Aug. 17, 2010. Photo: Kevin Frayer, AP"

    ResponderEliminar
  6. Me gusta el que no entendio el chiste de la foto

    ResponderEliminar
  7. Mabel, si ya "ovacion de pie", no veo la razon para lo lea otra vez.
    Como explique varias veces en las cenas a las que usted no asiste, no soy de aquellos que en los concursos de preguntas aceptan arriesgar su lustraaspiradora Yelmo para concursar por el juego de living.
    Con una ovasion de pie apresurada yo me retiro.


    Ram, la nave diseñada por el Invap es un avion que no tiene el riesgo de un porrazo ultimo. Quizas tenga necesita de un esfuerzo mayor en el plano del relato, pero es mas seguro y carga a muchos mas.
    Es todo cuestion de voluntad.

    JFC, creo en la frase. La desocupación menemista no fue ni por asomo del 20% entre jovenes profesionales con manejo de idiomas extranjeros y facilidad para las relaciones interpersonales. En este sector, que yo llamo el mas liviano, el desempleo fue casi europeo.
    Esta población casi geneticamente predispuesta al exito o, al menos, a la automanutención, es mas facil de llevar. En condiciones normales se paga su propio ticket.
    No es un concepto moral, es factico. Quienes han quedado por 20 años fuera de la rueda, mas alla de llamarlas victimas, son personas que dificilmente aporten el mismo valor a un proceso productivo como el que aportan estos otros, bien alimentados, educados, entretenidos, entusiasmados, con la autoestima alta a fuerza de haber cosechado mas de lo que sembraron.

    Marcebil, como los reyes europeos que a poco de asesinar al rey anterior con un hacha, se ponian a redactar una genealogia que los pusiera en directa sucesion con dios, los de primera clase, apenas sentados allí por imperio del azar o del privilegio, comienzan a escribir su curriculum vitae y explicar como una larga sucesion de sacrificios y talentos lo llevaron allí.

    Anonimo de las 23:02 Lo extrañabamos. Un cambio en el sistema de entradas habia filtrado a los anonimos y por su ausencia decidimos volverlo a abrir.

    Anonimo de las 23:29 Es él que no entiende el chiste o usted que no entiende el chiste de quien no entiende el chiste o solo yo que no entiendo el chiste de quien no entiende el chiste del primer anonimo?
    Que dios detrás de dios la trama empieza? Se preguntaría hoy Jorgito, de no haberselo preguntado antes y muerto. Dos grandes razones para no hacerlo hoy.

    ResponderEliminar
  8. Hay ciertos pajaritos que debemos hacer bajar del avión, no quieren entender que es un vuelo para todos lleno de imponderables, a volar.

    ResponderEliminar
  9. Solo un estudioso de la aviación puede conocer tan bien a todos los que interactúan en un vuelo, me encantó leer una comparación, pero hay un problema con la mayoría de los pilotos, auxiliares, despachantes de tráfico y operativos, todos fueron salvados de quedarse sin avión y sin embargo hoy despotrican igual q los jubilados que fueron rescatados de la miseria.
    Exelente post, gracias

    ResponderEliminar
  10. Como yo estoy colada en la clase turista aprovecho para decir que si bien no hay azafata por aquí, el sobrecargo te sirve sanguchitos y gaseosa y hay película...en el otro avión venía con el equipaje así que aprecio el gesto...

    ResponderEliminar
  11. elbos Ud no me quiere pelear lo sè bien .Ud no quiere pedir màs y yo si y les quiero pedir màs esfuerzo a los q màs reciben Por acà abajo es imperdonable q suban a un aviòn y no se arrolliden a dar gracias No Hacen al revès gritan ,exigen las reivindicaciones por las q luchamos 30 años y por las q murieron 30000 Eso si tal vez voten bien porq son màs mezquinos q ud y yo ,pero no estaria mal pedirles memoria y cuidado Por aca abajo no todos c choripan en mano incluido ,son k y eso es màs imperdonable q ser opositor agrogarca

    ResponderEliminar
  12. Estoy a punto de leerlo todo pero veo que es muy largo. Bosnio, si me hace el favor de pasarme su CBU, le deposito los $50 y estamos hechos.

    ResponderEliminar
  13. Lo patético de estos tiempos es ver a aquéllos que pagan para ser azafatos de los de primera clase, y se desviven por servirles champán y ponerles las pantuflas...
    María Amelia

    ResponderEliminar
  14. Siguiendo con la metáfora transporteril....,todos los días en trenes, subtes y bondis comprobamos ese egoísmo de los que "ya se subieron al avión". Ensanchan su espacio en el asiento colectivo del subte....se quedan en el escalón buscando la tarjetita SUBE mientras con la mochila te sacan un ojo y el colectivero arranca, o directamente te dicen que "esos son los m2 que le pertenece y que no piensa moverse de ahí hasta bajar" (textual me lo dijo un jovencito onda cacerolero en el 132 x Caballito!....).
    Maestro de Luz: ud. nos interpreta, intercomunica e interpela colectivamente, aplausos y gracias!

    Y esto ya es la frutilla del postre, escrito en uno de sus comentarios:
    ....Bosnio dixit "....Marcebil, como los reyes europeos que a poco de asesinar al rey anterior con un hacha, se ponian a redactar una genealogia que los pusiera en directa sucesion con dios, los de primera clase, apenas sentados allí por imperio del azar o del privilegio, comienzan a escribir su curriculum vitae y explicar como una larga sucesion de sacrificios y talentos lo llevaron allí......".......

    ResponderEliminar
  15. Gem, en la MAK nos preparamos antes de cada post. El Rinconete vio la pelicula Aeropuerto en youtube. Muerto de miedo logró contarme algunas cosas.

    Iris, si comenta que no le parece tan mal el servicio de turista alcahuetea que es usted una de las afroadvenedizas recien llegadas. Cuidese porque eso la coloca en la lista a bajar apenas cambie el conductor. Le recomiendo la estrategia de la queja preventiva. Exclame que todo es un horror, que nunca viajo así, asi da la apariencia de ser uno de primera desclazado.

    Mabel, siempre me sorprendo al descubrir a jubilados por moratoria furriosamente antiK.

    Aberel, lo bien que hace. Para pocas cosas mas utiles sirve un cincuenta que para aliviar semejante pena. Pero recuerde la doble ración de empanadas la proxima cena.

    Helenita, el ejemplo cuando subimos a un bondi apenas lleno y al instante lo vemos insorportablemente lleno es muy a tono. La unica diferencia entre un transporte que da para mas y otro que estalla, es que en uno estamos abajo y en el otro ya subimos.

    ResponderEliminar
  16. Un hombre, un pasaje. (South Mandela Airways). El resto es cháchara.

    ResponderEliminar
  17. Helena me transporta a que cuando estoy esperando el bondi, rezo para que no pase de largo no importa lo lleno que este, y cuando estoy dentro del bondi, rezo para que el bondi no pare y siga derechito hasta mi parada non stop. O sea, para mi, el viaje es un asunto de conexion con la religiosidad. Una experiencia religiosa como diria Mana....eh...Arjona.
    marcebil

    ResponderEliminar
  18. Interesante crítica de Vicente Palermo a Chantal Mouffe:
    http://www.lanacion.com.ar/1531049-una-sofisticada-legitimacion-para-democracias-polemicas

    ResponderEliminar
  19. Está muy bueno el post. Disculpen el "off topic"... soy el anónimo anterior. Me parecía un buen artículo el de Palermo, como disparador para el debate, aunque mi pereza hace que mi aporte se quede en linkearlo y quedarme callado. Es que soy vago y además medio inoránte.
    Obviamente lo linkeó en un post el amigo Gargarella. Un comentarista muy lúcido, que firma como SDM, dice lo siguiente:

    "El artículo de Vicente Palermo me parece excelente. No concuerdo del todo, pero creo que señala con una claridad meridiana qué es lo que estamos discutiendo: la democracia argentina está fallada, y el asunto es si lo que necesitamos para "arreglarla" es poner el énfasis en el liberalismo (la miríada de derechos liberales que todavía no se le respetan a los ciudadanos), el republicanismo (afirmar y en cieertos casos crear formas de control y contención a los poderes, no sólo del gobierno) o en la democracia (el elemento de la soberanía popular que, supuestamente defendido por todos los actores, es ninguneado en casi todos los niveles).

    Por otra parte creo que el artículo muestra algo que siempre pienso al leer a Laclau, Mouffe y cía.: lo contrario del consenso no es el conflicto, es el disenso. ¿No se nota que no es lo mismo conflicto que disenso y que, si es cierto que el segundo nos puede dejar en el camino, el primero no siempre es la mejor respuesta?"

    Para pensar, como diría Rinconete, o el Bosnio, o Nagus, imitando algún pensador vernáculo.

    ResponderEliminar
  20. Yendo al post... diría que algo de lo que sugiere tiene que ver con algo que no sé muy bien cómo definir en pocas palabras, pero sería algo así como que las personas que se "clasemedian" (?) tienden a creer que todo lo que lograron lo lograron por méritos individuales, a pesar del gobierno te turno.
    Abrazo de gol!

    ResponderEliminar
  21. Puede ser razonable creer que uno no le debe nada al gobierno de turno. Lo que no lo es y aparece con frecuencia es creer que uno no le debe nada a sus conciudadanos ni a la forma, caprichosa, en que se conformaron las reglas y costumbres de premios, castigos, y comportamientos.
    Como si dejados abandonados en una isla habrian logrado lo mismo.

    Acuerdo con el comnetario de SDM pero no veo como hizo para extraer eso de la nota de Palermo. Es una nota clasica de palermo, sin mucha profundidad, donde conocemos el final. Chile con sus senadores vitalicios dados a genocidas seria una democracia loberal llena de contrabalanceos, uruguay con sus pleibiscitos tambien.

    En cuanto a conflicto y disenso, cuanto tratamos temas importantes, de interes para muchos como ocurre en politica, creo que el disenso entre pares se transforma en conflicto. Solo cuando uno somete o invisibiliza al otro el disenso logra mantenerse lejos del conflicto.

    No digo la guerra, ni la sangre. Pero del conflicto, solo la desigualdad en el poder o en la autovaloración del derecho a ejercer su opinion puede alejar el conflicto.
    Diria que si hay disenso, el conflicto nos muestra una sociedad de iguales o de ciudadanos que se consideran iguales.

    ResponderEliminar
  22. Palermo tiene la cortesía de no exigir que se lo lea para poder criticarlo. Por lo general, como señala nuestro Maestro de Luz, dice lo mismo, como la repetición de una de las tantas perezas opositoras relativas al "rechazo del kirchnerismo a la tradición liberal".

    Más allá de intentar ponernos de acuerdo sobre lo que esa tradición significa (¿Sarmiento, por ejemplo, formaría parte de ella?), hay iniciativas oficialistas genuinamente liberales que refutan ese lugar común, como el matrimonio igualitario, la ley de libertad de género, la ley de servicios audiovisuales, la discusión sobre la despenalización del consumo de estupefacientes, el fin de las calumnias e injurias, el fin del código de justicia militar (en el que la homosexualidad era todavía un delito) o incluso las paritarias o la elección de la Corte (con un sistema de selección implementado por el terrible populista Néstor, que limita la discrecionalidad del Ejecutivo).

    No ha habido tantos debates en el Congreso seguidos apasionadamente por la ciudadanía, desde la vuelta de la democracia, incluyendo la breve primavera alfonsinista que nuestro amigo L.A. Romero recuerda con ojos húmedos. Algo extraño para un gobierno autoritario que reniega de la tradición liberal.

    Ocurre que la pereza opositora, con nuestros amigos Palermo o L.A. Romero fijan lo liberal en una serie de comportamientos momificados más que a los grados de libertad resultantes de las iniciativas de nuestros gobernantes.

    Rinconete

    ResponderEliminar
  23. No creo que sea interesante el contenido de lo que dice Palermo. Me interesa su discurso como síntesis más o menos argumentada de lugares comunes que cuesta mucho complejizar. No estamos hablando de Majul, sino de un "intelectual" que presumiblemente ha leído mucho.

    ResponderEliminar
  24. Lo curioso es que muchas veces no se advierte la diferencia sustancial entre un Palermo y un periodista-operador.

    ResponderEliminar
  25. Es que, lamentablemente, muchas veces esa diferencia no existe.

    ResponderEliminar
  26. Asi es Donnantuoni, es cada vez mas dificil advertir las diferencias entre quienes no las tienen.

    ResponderEliminar
  27. Muy buen escrito!! Mepa voy a pasar mas seguido por este blog. Ahora que al menos los conozco por nickname, me averguenzo de lo que me hicieron hacer hace meses -oh, impíos! de poner no sé que barbaridad en el asunto de un mail para que me envien el maknual.
    Seriously: Bosnio.. está muy bueno. Lo difundo.
    GraciaSaVó!

    ResponderEliminar
  28. Muy bueno. Hay que tener en cuenta que como en todo vuelo, el comandante, el ingeniero de vuelo y el personal de a bordo, tendran el mismo riesgo que todos los pasajeros si el avion sufre un accidente. Es por ello que deben poner a prueba su capacidad profesional (politica), y el instinto de supervivencia para llegar a buen puerto.

    ResponderEliminar